Etiquetado frontal nutrimental para alimentos y bebidas

21 julio 2017

image

A partir de una modificación de la norma de etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados NOM-051-SCFI/SSA1-2010 publicada en el DOF en agosto del 2014, se introduce el etiquetado frontal nutrimental en los productos aplicables de dicha norma. Este etiquetado surge de la necesidad de disminuir el sobre peso y la obesidad, buscando un etiquetado fácil de entender y que pueda llevar a la reducción de estos problemas de salud.

El etiquetado frontal nutrimental, también conocido como pilas o pilares, son los íconos que podemos encontrar hoy en día en la mayoría del etiquetado de alimentos preenvasados y bebidas no alcohólicas que consumimos. Son obligatorios para casi todos los productos, quedando exentos hierbas o especias, café, infusiones, vinagres, agua y aquéllos productos cuya superficie es tan pequeña (menor a 5cm2) que no podrían colocarse. También pueden no portarlo los productos destinados a restaurantes o instituciones, los que tengan un aporte energético menor al 1% de los nutrimentos diarios o productos que no se vendan en empaque individual y que su empaque colectivo sí cuente con el etiquetado frontal nutrimental.

¿Qué información nos proporcionan los pilares?

Estos pueden presentarse por porción de cierta cantidad o por el total del envase, dependiendo si la presentación se considera individual (por envase) o familiar (por porción). En ambos casos nos van a proporcionar la siguiente información:

  • Grasa saturada- Las calorías que aporta la grasa saturada que tiene el producto y el porcentaje diario de este nutrimento que se cubre al consumir la porción mencionada.
  • Otras grasas- Las calorías que aportan las grasas distintas a la saturada y el porcentaje diario de este nutrimento que se cubre al consumir la porción mencionada.
  • Azúcares totales- EL contenido total de azúcares y el porcentaje diario de este nutrimento que se cubre al consumir la porción mencionada.
  • Sodio- La cantidad de sodio (en mg o g) contenida en la porción mencionada y el porcentaje diario de este nutrimentos que se cubre al consumir dicha porción
  • Energía- La cantidad de calorías que aporta el producto por porción. Si sólo se muestran 5 íconos, entonces se refiere a la cantidad de calorías contenidas en el envase.
  • Energía por envase- Este ícono sólo se presenta cuando se realiza el cálculo por porción y sirve para saber las calorías que aportaría consumir el envase completo.

Para el caso de botanas, bebidas saborizadas, chocolates, productos similares al chocolate y productos de confitería en envase familiar, el cálculo se hará por envase y el último pilar contendrá la información de “Energía por porción”, en vez de “Energía por envase”.

Existe controversia acerca de si este etiquetado de alimentos está logrando el objetivo planteado, pues algunos argumentos en contra indican que no es tan fácil de interpretar. Sin embargo, es importante que conozcamos esta información y sepamos lo que significa, para poder tomar una decisión informada al momento de elegir consumir cierto producto.